Cuadros del Museo del Louvre.

1993.- Cuadros del Museo del Louvre; El Canciller Séguier de Charles Le Brun (1619-1690) Pintor francés, Se forma con Simon Vouet en Francia, pasando posteriormente a Roma, ciudad donde permanece entre 1642 y 1646, donde conoce la obra de Rafael, y sigue a Guido Reni y los maestros de la escuela boloñesa.

De vuelta a París, en él tendrá gran influencia la obra de Poussin. Estuvo bajo la protección del cardenal Richelieu, y luego bajo la de Jean Baptiste Colbert, convirtiéndose en el principal intérprete del fasto y el prestigio político de la Francia de Luis XIV.

A Lebrun se le debe el diseño de los jardines del Palacio de Versalles, por encargo de Luis XIV.

De su primera época la obra más importante es la decoración del Palacio del cardenal Richelieu, hoy perdido.

Entre 1650 y 1660 adquiere su madurez estilística, realizando una pintura de corte clasicista y elegante, cuyas mejores obras son: La Magdalena, el Cristo en el desierto y la Crucifixión, así como los ciclos decorativos del Hôtel Lambert, el castillo de Vaux-le-Vicomte, las Tullerías y sobre todo Versalles.

Igualmente destaca como un magnífico retratista, con obras como El canciller Séguier y Luis XIV en adoración de Cristo resucitado.

A partir de 1663 actuó, también, como director de la manufactura de Gobelinos, y dirigió la Academia real de Pintura. (citado)

El Canciller Séguier, de Charles Le Brun.

ademas-recomiendo.jpg

En la Blogosfera: